viernes, 18 de enero de 2019

SET 24 BLOQUES DE MADERA DE COLORES ACRÍLICOS - TICKIT. MUMUCHU

Desde que tenemos nuestra MESA DE LUZ no dejamos de buscar materiales que nos permitan disfrutarla muchísimo. Y he de reconocer, que existe una gran variedad de ellos que hacen que su uso sea mucho más divertido y educativo.

Nosotros hemos confiado en MUMUCHU para nuestros comienzos y los elegidos han sido estos BLOQUES DE MADERA de la marca TICKIT, que fomentan el juego sensorial de exploración y descubrimiento.


El SET contiene 24 bloques de madera de colores acrílicos: azul, verde, amarillo y rosáceo. Es un juego de construcción que contiene diferentes formas geométricas y que ofrece múltiples posibilidades de juego.


Además de ser ideal para favorecer el juego libre y la imaginación, es perfecto para usar en las mesas/cajas de luz, ya que todas las piezas incluyen material acrílico transparente en 4 colores.

Está recomendado a partir de un año y se convierte en un recurso excelente para que los peques desarrollen las habilidades motrices de carácter fino y grueso, y la coordinación óculo-manual, al mismo tiempo que disfrutan manipulando las diferentes piezas de colores llamativos en diferentes superficies: suelo, alfombra, mesa de luz, etc.


También son perfectos para apilar por formas o colores; construir casas, puentes, murallas, castillos, robots, animales,...y todo lo que a los peques se le ocurra, dejando volar su imaginación; reconocer formas geométricas básicas; mezclar colores; y jugar con los rayos del sol cerca de una ventana. 


Y por si fuera poco, al ser como pequeñas ventanitas de colores acrílicos transparentes, los peques pueden ver como todo lo que les rodea cambia de color a través de ellas.

Sus esquinas no tienen aristas peligrosas, para mayor seguridad de los peques durante el juego. Por lo tanto, son aptos para peques a partir de 12 meses y les pueden acompañar en las diferentes etapas de aprendizaje y desarrollo.


Los bloques de madera en colores acrílicos de Mumuchu son un juguete abierto con infinitas posibilidades. 

Se pueden usar para todo tipo de juegos: clasificar, construir, crear, experimentar... fomenta el juego libre y en cada una de sus facetas tienen muchos beneficios para los peques. 


Algunos muy importantes son:
  • Desarrollan de la visión espacial, la perspectiva y el conocimiento de las diferentes formas, colores y tamaños.
  • Les ayudan a adquirir conceptos más complejos como los de simetría o equilibrio.
  • Desarrollan la motricidad fina y favorecen el desarrollo de la coordinación óculo-manual.
  • Dan rienda suelta la imaginación.
  • Favorecen el juego cooperativo.
  • Ofrecen una experiencia sensorial mágica.

Nos gustan porque…

Además de por sus múltiples beneficios, como maestra veo en ellos características que me cautivan. Por ejemplo:
  • Tienen un tamaño ideal, ni muy grandes, ni muy pequeños. Esto los hace ideales para ser manipulados por los más pequeños.
  • La estética es muy cuidada y atractiva para los peques, convirtiéndose en un recurso que atrae su atención. Además, al ser de madera y en colores tan bonitos, quedan ideales como decoración.
  • Son de madera y muy resistentes. Los materiales de esta calidad duran muchísimo y pueden ser aprovechados por muchas generaciones.  
MUMUCHU, una empresa familiar de juguetes maravillosa. Las personas que hay detrás de ella son Eduardo y María, dos hermanos que decidieron emprender esta aventura en 2015, con la intención de crear su propio universo de juguetes bonitos, de carácter educativo y acordes a nuestros valores. ¡Y lo han conseguido!

Esta empresa española cuenta con un fantástico repertorio de juguetes de todo tipo y agrupados por categorías. ¡Os invitamos a visitarla! Estamos seguros de que os encantará.

jueves, 17 de enero de 2019

SOPA CON LETRAS. FALOMIR JUEGOS


¿Conocéis este juego tan chulo? Nosotros lo descubrimos esta navidad y ya se ha convertido en uno de los más pedidos en el aula. No sé si lo sabréis, pero desde que empezó el curso tenemos un día a la semana dedicado a juegos de mesa educativos y lo que disfrutan y aprenden los peques es increíble.

Sopa con letras además de ser muy divertido, favorece el aprendizaje de los colores y las letras, la formación de palabras, la adquisición de vocabulario, la atención, la coordinación óculo-manual, la cooperación, y mucho más.


CONTENIDO

  • 1 mantel
  • 1 olla
  • 4 platos hondos
  • 4 cucharas de colores
  • 44 bolas de colores con letras
  • 21 fichas con palabras.

El juego consiste en intentar rellenar con las letras de la olla los huecos de las fichas que toquen. Cada ficha contiene: un dibujo, una palabra y tantos huecos como letras tiene dicha palabra. Y las bolitas que contienen las letras tienes que cogerlas con una cuchara lo antes posible para ser el ganador.


Y aunque parece fácil, no lo es, la olla no deja de moverse y saltar haciendo el juego aún más divertido. Gana el jugador que consigue formar más palabras.

Nuestra experiencia con este juego no puede ser mejor, las risas están más que aseguradas. Y los peques que están empezando a leer practican de forma divertida.


Está recomendado a partir de 4 años, aunque he de reconocer que con él los adultos también nos lo pasamos genial. Es apto de 2 a 4 jugadores, aunque siempre podéis jugar por equipos o en parejas intercambiándoos el turno al completar cada ficha de palabra.


¡CONSEJO! A pesar de que incluye un mantel para jugar, nosotros preferimos poner la olla sobre una superficie lisa que permite mejor el movimiento.

FICHA TÉCNICA
Falomir Juegos
Edad Mín.: 4
Jugadores: 2 a 4
Referencia: 24002
Medidas: 37 x 27 x 9 cm
Pilas: 2 AA (no incluidas)





lunes, 14 de enero de 2019

Cuando llega el miedo, de Laia Carrera Crespo. Onada Imagina.


CUANDO LLEGA EL MIEDO es un viaje emocional que quiere dar luz al proceso que experimentamos cuando transitamos por una emoción tan misteriosa: el miedo. El libro nos invita a sentir y expresar el miedo, que nos lo produce, que genera en nosotros, cómo podemos enfrentarlo, etc.


La simple experiencia del protagonista con esta esta emoción, reflejada tanto en el texto como en las ilustraciones, nos ayuda a entender, de forma sencilla, que se trata de un hecho universal y atemporal.


Es un libro que habla sobre el miedo, que explica que aunque todos seamos diferentes y vivamos en distintos lugares, siempre hay cosas que nos hacen enfadar, nos asustan o nos afectan. 

Un libro que nos ayuda a entender que cuando algo nos da miedo, al principio parece muy muy grande, pero realmente cuando nos paramos a pensar en ellos y lo observamos detenidamente, no es tan enorme como a nosotros nos puede parecer en un primer momento. Y que lo que tenemos que hacer para que esa sensación desaparezca es tomar una decisión respecto a ella.


Yo de pequeña tuve miedo a hablar del miedo. Algo paradójico, quizá. Pensé: ¿a quién le va a interesar sacar a la luz una emoción que muchos se empeñan en ocultar? Pero creía y creo que todos somos capaces de dar mucho más, que nuestras barreras a la felicidad están íntimamente relacionadas con nuestros temores y que, además, existe otro modo de vivir aprendiendo a enfrentarnos a lo que nos da miedo. Por eso este libro me parece tan interesante para leerlo con los peques y trabajarlo tanto en casa como en el aula.

¡Aspecto destacable! 

Algo que me ha gustado mucho es que al final, viene también la historia completa con texto e ilustraciones en inglés.


*Obra premiada con el V Premio Internacional de Álbum Infantil Ilustrado Ciutat de Benicarló.

FICHA TÉCNICA

Nº de páginas: 48
Encuadernación: Tapa dura
Edad recomendada: + 5 años





jueves, 10 de enero de 2019

ABREMENTE: DESAFÍOS. Catapulta.

¡Si los Abremente son un éxito, esta nueva colección de Desafíos 🍦 seguro que no se queda atrás! 

Han sido otro de los recursos de nueva incorporación a aula, el diseño es una chulada y mis peques están encantados ¿No es para menos verdad?
Son ideales y contienen un montón de juegos en su interior: adivinanzas, enigmas, juegos de diferencias, busca la pieza que falta, laberintos, busca y encuentra, mensajes secretos, series, mini talleres literarios, preguntas y respuestas y mucho más.

Además, cuentan con datos curiosos y contenido extra para:jugar, aprender, pensar y hacer.

Podéis encontrar varios modelos diferentes que se adaptan a la edad de vuestros peques. Desde los 2-3 año hasta 11-12 años, todos con unos colores preciosos y un interior repleto de divertidos desafíos para divertir a las neuronas.
La verdad es que lo recomiendo mucho para llevar en el bolso, para entretenerlos cuando viajamos, como regalo que deja “el ratoncito Pérez” o “el hada de los dientes”, para trabajar en el aula, etc... 


¿Habéis jugado alguna vez con estos libro/juego? 

Ofrecen aprendizaje y diversión en partes iguales.

FICHA TÉCNICA

Editorial: CATAPULTA
Formato: abanico, 128 páginas



miércoles, 9 de enero de 2019

JUEGO EMOTICAPSULAS: CÁPSULAS DE LAS EMOCIONES - MINILAND


Hoy os enseño un recurso ideal de Stockdidactic para trabajar las EMOCIONES con los peques, de forma lúdica pero muy didáctica a la vez.

Contiene 5 cápsulas de emociones (alegría, tristeza, enfado, asco y miedo), en diferentes colores y tamaños; y también, 10 tarjetas para asociar a las emociones correspondientes.


Las cinco cápsulas representan las emociones básicas: alegría, miedo, asco, ira y tristeza, cada una asociada a un color y están fabricadas en plástico duro. Además, al ser transparentes se puede ver lo que hay dentro. Se abren y se cierran con facilidad y por su tamaño son ideales también para pequeñas manitas. 

¡Es un juego ideal para aprender a reconocer, comprender y exteriorizar las emociones!

A través de él, los peques identifican cada cápsula con su emoción correspondiente, introducen en ellas las tarjetas que despiertan o generan en ella esa emoción y explican verbalmente por qué se sienten así, verbalizar una emoción es el primer paso para aprender a gestionarla.


También pueden introducir objetos, dibujos, fotos, notas escritas, etc... Que ellos relacionan con cada una de las emociones. Por ejemplo, si un niño tiene pánico a los pájaros, puede hacer un dibujo de uno, comunicar el por qué le dan miedo e introducirlo en la emoticapsula del miedo.

Podemos dejar en el interior de las cápsulas dichos elementos hasta que se ha superado la emoción, de esta forma expresa y queda clarificado que ha superado sus baches emocionales.


El objetivo de este juego es ayudar a gestionar y vencer las emociones que no nos hacen sentirnos bien e incluso nos hacen sufrir, y llenar la emoticapsula de la alegría con muchísimos motivos, por eso es la más grande. Así, cuando estén un poco tristes, podrán abrirla y sentirse mucho mejor.


Desde Miniland nos proponen dos formas de juego: 
  • La primera sería introduciendo algo (tarjetas, cartas, fotos, dibujos, objetos,…) que evoque un sentimiento, se le pide al niño que lo verbalice y después los adultos exploramos con preguntas abiertas. 
  • La segunda sería un juego de imitación en el que los jugadores podrían imitar las expresiones de los recipientes, poniéndoles distintas caras y voces. Todo ellos ayuda a normalizar y comprender las emociones.

En definitiva, es un juego perfecto para desarrollar el autoconocimiento y la empatía entre los más pequeños, y además permite identificar y comprender las emociones de forma sencilla y divertida. 

Además, caben unas dentro de otras y por su tamaño son geniales para viajes, como juego simbólico, para verbalizar las emociones del día, etc. 




lunes, 7 de enero de 2019

Frankenconejo, de Jill Esbaum y Alice Brereton. Picarona.


Frankenconejo, es un desternillante álbum ilustrado de Picarona, ilustrado por Alice Brereton y con texto de Jill Esbaum, autora de numerosos cuentos ilustrados.

Es un álbum lleno de misterio y humor, ideal para peques a partir de unos 5 añitos.

Spencer, un conejo blanco, es protagonista de esta historia y tiene dos hermanos mayores, Leonard y Bertram, que quieren asustarlo hablándole del terrible Frankenconejo.
Spencer sabe que los monstruos no existen, así que no les cree. Pero ellos le siguen diciendo cosas hasta Spencer olvida lo que sabe y empieza a tener un poco de miedo. Asustado habla con su mamá y su papá que logran tranquilizarlo recordándole que él sabe que los monstruos no existen.


A pesar de perder un poco el miedo, cuando llega lo noche recuerda todo lo que sus hermanos le habían dicho sobre Frankenconejo y le cuesta ser valiente en la oscuridad.

A la mañana siguiente, al despertarse, descubre que las historias que le cuentan sus hermanos son un mero plan que han tramado para asustarlo. Así que Spencer traza otro para dar a sus hermanos una lección que nunca olvidarán.

¿Funcionará?


No os lo podemos contar sin desvelar el final, de modo que os invitamos a que seáis vosotros mismos los que lleguéis hasta la última página de historia para descubrir cómo termina.

Las ilustraciones son fantásticas, oscuras y tenebrosas, resaltando los colores. Y de igual forma, muy expresivas. A nosotros nos han encantado.


Es la clase de libro infantil que apetece leer una y otra vez. Un libro para hablar sobre los terrores nocturnos con los peques. Obviamente, el libro no da nada de miedo pero sí se presta a leerlo en voz alta teatralizando. ¡Os encantará!



FICHA TÉCNICA
Encuadernación: Cartoné
Formato: 215 x 275 x 8 mm
ISBN: 978-84-9145-201-0
Págs. 40
Edad: + 5 años