lunes, 4 de septiembre de 2017

MUÑECA QUITAPENAS y DUENDE GUARDASECRETOS.

Hoy os traigo un post muy especial, os enseño unas muñecas de trapo confeccionadas con muchísimo cariño por @terapiaocupacionalpedro


Podéis seguir su página de instagram, es un Terapeuta ocupacional infantil, apasionado con su trabaja, con una dedicación y una vocación increíble y que trabaja para la Asociación ANDA



MUÑECA QUITAPENAS

Cuenta la leyenda maya que cuando sus dioses se reunieron para formar el mundo, su intento por crear a la humanidad no daba fruto. “Los primeros hombres los construyeron de piedra, pero duros como eran no podían moverse”, dice el libro sagrado de esa cultura, el Popol Vuh. “En el segundo intento lo probaron con lodo, pero con la primera lluvia los seres se deshicieron”.

Y como dice el dicho, la tercera fue la vencida. El relato maya continúa diciendo que sus dioses exclamaron: “¡Que de maíz sean!”, y así fue que apareció Ixmucané, la diosa de ese grano, para crear a los hombres y mujeres mayas.

Ahora esa misma diosa ha dado origen a una nueva leyenda. Esta viene en forma de unas diminutas muñecas a las que se les llama “muñecas quitapenas”.

Esconden un curioso mito, si alguien tiene una preocupación, basta con que se le cuente a alguna de estas muñequitas, la coloque debajo de su almohada y ella, a cambio, se hará cargo de su preocupación, impidiendo que ésta le quite el sueño.

En el caso de las muñecas creadas por la Asociación Anda disponen de unos lacitos de colores a través de los cuales los peques podrán deshacer sus preocupaciones, problemas o emociones negativas.

La imaginación de sus vendedores no tiene límites, como podéis observar son muy originales, preciosas y llenas de color. A los niños, tal y como he podido comprobar le transmiten algo mágico.



¿Cómo podemos utilizarlas?

Podemos utilizarlas de diferentes formas, uno de ellos es por ejemplo sobarle la pancita para evitar que, las penas que se les cuenten, las indigesten o les causen algún dolor. Tocándole la tripita el problema será bien digerido, se sentirán bien y ayudarán a poner solución al problema.

Ahora os cuento un poco lo que opinan los peques al respecto:

Cuando se la presenté a los peques con los que trabajo les dije: ‘Me voy a comer tus penas.’

La “mano” de la parte superior de la muñeca, la percibieron como un tenedor y eso me encantó.  


Por ello con ellos la he utilizado de la siguiente forma: cuando se sentían tristes o estaban más penosos, les acariciaba con la ‘mano-tenedor’ y me iba comiendo sus penas.  Gracias a las caricias suaves se relajaban y su pena quedaba reducida.


Por otro lado, utilizamos los lacitos que tiene atados en la parte inferior de la siguiente forma: cuando se sentían tristes o algo les atormentaba, deshacían uno de los lazos que apretaban el pecho de la muñeca, al deshacerlo liberaban felicidad que llegaba hasta ellos inundándolos de alegría.



DUENDE GUARDASECRETOS



Hace unos días me topé con este duende elaborado con muchísimo y cariño y delicadeza, su principal atractivo es su cualidad para guardar secretos.

Con este duende podemos trabajar como idea central el fomento de la amistad y la unión. El duende tiene un espacio en su interior en el que los peques pueden guardar alguna nota o secreto.

Desde mi punto de vista, considero que es una herramienta excelente para que los peques puedan expresar lo que sienten y lo “guarden” a buen recaudo dentro de este mágico duende.  



¿Cómo trabajar con ella?

Podemos pedirles a los peques escriban en un papel o dibujen, o ambas cosas, cómo se sienten y nos expliquen por qué y cómo pueden arreglarlo para sentirse mejor (en el caso de que sea una emoción negativa). 

Una vez expresada su emoción en el papel, lo doblan (al hacer esto hacen un pequeño ejercicio de precisión y coordinación óculo-manual) y lo introducen en la ranura del bolsillo que el duende tiene en la panza. De esta forma dejan su emoción en el bolsillo del duende liberándose de ella.

Esta actividad se puede trabajar tanto en grupo, aprovechando la asamblea de clase, para hablar de las emociones o de manera individual. Si optamos por la forma individual podemos registrar las emociones y hacer una estadística de las emociones de cada niño para observar si han variado con el paso del tiempo. De esta forma podremos saber: cuántos días ha estado contento durante el mes, cuántos triste, cuantos enfadado, cuantos sorprendido, etc.

Ahora os cuento un poco lo que opinan los peques al respecto:

Cuando se la presenté a los peques con los que trabajo les dije: ‘Puedo guardar todos tus secretos y no se los contaré a nadie.’

El bolsillo de nuestro duende guardasecretos, como podéis ver en las fotos, tiene forma de “corazón”. Por ello también hemos utilizado el duende para mejorar algún mal día que podremos tener. 


Para ello la utilizamos de la siguiente forma: guardamos en el interior de bolsillo un papel en el que escribiremos que es lo que nos ha molestado o que no nos ha gustado, después abrazaremos muy fuerte al duende
 para aplastar y expulsar el mal día.


Aquí os muestro a las dos juntas. ¡A cual más bonita!

¿Qué os parecen? (Muy pronto estarán a la venta)

Si no quieres perderte nada no olvides suscribirte y 

seguirme en mis redes sociales facebook e instagram.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrenubesespeciales te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el formulario serán tratados por Entrenubesespciales, como responsable de esta web para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
En cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante un escrito dirigido a la dirección entrenubesespeciales@gmailcom, siguiendo las formalidades impuestas por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y su Reglamento de Desarrollo.