lunes, 18 de junio de 2018

Cierra los ojos, Ona. Un cuento de Yoga, relajación y Mindfulness de Raquel Piñero y Arancha Perpiñán


Hoy quiero enseñaros un libro precioso, titulado “Cierra los ojos, Ona”. Es un precioso albúm de principio a fin que enseña a los pequeños lectores a relajare a través del Yoga y el Mindfulness.

Ona es una pequeña ranita que salta sin parar en su charca, de un nenúfar a otro, desde que amanece hasta que anochece. Pero cuando llega la hora de irse a la cama, nunca quiere dormir, prefiere quedarse despierta. ¿Qué le pasa a Ona?...pues que tiene miedo a la oscuridad, pero también una mamá maravillosa que le enseña a su pequeña una técnica estupenda para que pueda dormir relajada, dejando el miedo a la oscuridad a un lado. ¿Quieres saber cuál es?

Es una técnica preciosa, que requiere una dosis de amor, paciencia y respeto: tumbarse boca arriba, cerrar los ojos, respirar lentamente  e imaginar y sentir.


La mamá de Ona, además, sabe el verdadero secreto para descubrir la belleza de las cosas más sencillas, esas que no se ven pero se sienten con el corazón. Y es ni más ni menos, que el mismo para relajarse y poder dormir tranquila, cerrar los ojos.

Como veis, Ona es adorable y ayuda a los peques a respirar y relajarse para conseguir conciliar el sueño, al mismo tiempo que les invita a imaginar y soñar.


Este libro de tapa dura y a todo color, es un auténtico tesoro ilustrado que con mucha ternura y paciencia, ayuda a que los peques aprenden a parar un momento y relajarse disfrutando de las pequeñas cosas, de lo más simple, de los pequeños detalles.  

Un libro ideal para practicar Mindfulness en el aula o en familia, una herramienta de relajación y superación de los miedos nocturnos, que ayuda a conciliar el sueño y que trasmite valores como el AUTOCONTROL, la lucha por los SUEÑOS aunque parezcan inalcanzables, la importancia de dejar volar nuestra IMAGINACIÓN, la ESENCIA de las cosas sencillas y el AMOR de una madre, que siempre estará para ayudar y apoyar, aunque no la podamos ver en ese mismo instante.


Las ilustraciones en tonos pastel son una preciosidad, combinan la calidez del grafito con el color digital y acompañan el texto poético aportándole un toque delicado y tierno que invita a la relajación y a la correcta respiración. Por otro lado, reflejan el amor por la naturaleza integrando elementos vegetales y animales que encantan a pequeños y mayores.


¿Quieres saber que podemos trabajar en el AULA o en CASA a través de su lectura?
  • -        Posturas de Yoga. A través de la historia de Ona podemos practicar diferentes posturas de yoga que favorecen la relajación, el desarrollo psicomotor y el autocontrol emocional y de movimiento. En mi caso, lo he leído por peques entre 3 y 5 años y hemos pasado un rato muy divertido practicando las posturas de animales favoritas de Ona: pájaro enorme, fiero león, monos saltarines, gran elefante  y canguro saltarín.
  • -       El nombre de algunos insectos y otros animales.  A lo largo de la historia aparecen muchos insectos en torno a la charca en la que se encuentra Ona: abejas, mariquitas, moscas, mariposas, mosquitos, libélulas. Y también otros animales como: tortugas, peces, caracoles, pájaros y búhos. Esto nos puede dar pie para hablar sobre los diferentes insectos y animales que conocemos y aprender de aquellos que son desconocidos.
  • -        Reforzar la atención. En las ilustraciones que acompañan la historia encontramos múltiples elementos naturales para buscar y encontrar. Podemos ir nombrando diferentes elementos para que los peques los busquen en cada una de las páginas. 
  • -        Nenúfares. A través de esta historia podemos investigar sobre los nenúfares, aprendiendo de ellos: forma, color, utilidad, por qué a las ranas les gusta tanto... Además de conocerlas podríamos realizar un experimento que a los peques les fascina: NENÚFARES DE PAPEL. Para hacerlo solo necesitamos papel, rotuladores y un recipiente con agua. Los pasos a seguir son muy sencillos, primero recortamos una flor en un folio y coloramos cada pétalo de un color. Después doblamos cada uno de los pétalos hacia adentro y la colocamos en un recipiente con agua. ¿Qué pasará? Si observamos con detenimiento comprobaremos que los pétalos de la flor se abren formando un nenúfar. El papel está formado por fibras vegetales que se disponen en finísimos conductos. El agua llena estos conductos y hace que el papel se hinche y que los pétalos de nuestra flor se abran como lo hacen las flores de los nenúfares. ¿A qué es genial?


Si todavía tienes alguna duda sobre si este es el libro que buscas te dejo un VIDEO con el que terminarás de enamorarte de Ona:


¡Te encantará!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrenubesespeciales te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el formulario serán tratados por Entrenubesespciales, como responsable de esta web para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
En cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante un escrito dirigido a la dirección entrenubesespeciales@gmailcom, siguiendo las formalidades impuestas por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y su Reglamento de Desarrollo.