lunes, 19 de marzo de 2018

Kibo y el dragón morado. Carmen Gil y Marta Munté. Cuento de luz.


A Kibo le gustaban tres cosas más que nada en el mundo: dar de comer hojas de lechuga a su tortuga, tirarse cabeza abajo por el tobogán del parque y hacer muecas divertidas delante del espejo de su dormitorio.


Una mañana, cuando el pequeño Kibo estaba frente al espejo preparándose para hacer una nueva mueca, se introdujo por la ventana de su habitación un dragón de color morado. Y en un abrir y cerrar de ojos se colocó detrás de nuestro pequeño protagonista como si de una sombra se tratase.

El pequeño se asustó tanto, que salió corriendo de un lugar a otro, hasta que cansado decidió volver a casa, ¿seguiría el dragón detrás de él cuándo se mirase al espejo? Corrió a comprobarlo y efectivamente, seguía y ahora un poco más grande y un poco más morado que la vez anterior.


Así que no se quedó parado, decidió dar la vuelta al mundo, recorrió la Torre Eiffel, la muralla china, la pirámide de Egipto, la sabana africana...y pasados unos cuantos días pensó que ya era momento de regresar. Pero para su sorpresa, al mirarse al espejo, el dragón seguía detrás de él, más grande y más morado que la última vez.  Ya no sabía que más hacer para quitárselo de encima, así que decidió irse al espacio, el dragón no podría seguirlo en su viaje espacial, ¿o sí?

Tras su viaje volvió a casa y allí seguía el dragón, un poco más grande y morado que la última vez. Kibo tuvo otro día, pero tampoco funciono, ya no sabía qué hacer. Pensó y pensó durante horas hasta que de repente, una idea se coló en su cabeza. ¡Cómo no se le habría ocurrido antes!


Fue a la biblioteca y eligió el libro de fantasía con más páginas.  Y mientras disfrutaba de la lectura no había ni rastro del dragón, pero claro...como todo libro, tenía un final, y una vez más, para su sorpresa, el dragón morado seguía a sus espaldas.

Con tanto ir y venir, Kibo no había conseguido despistar al dragón. ¿Qué podía hacer ahora? Se le habían acabado todas las ideas... Así qué se armó de valor y decidió hacerle frente al dragón más morado y grande que nunca que tanto le asustaba.


¿Y sabéis qué pasó? Todos los miedos de Kibo quedaron atrapados dentro de una maleta morada y el pequeño volvió a sentirse libre. ¡Ya no tenía miedo!

Y es que al miedo hay que mirarlo de frente y a los ojos, para poder vencerlo en su terreno, donde se hace cada vez más pequeño, hasta que desaparece. El miedo es una de las emociones que más nos paraliza, especialmente a los peques, y a través de este libro tan bonito, pueden descubrir que si perdemos el miedo al miedo, podremos ser más felices. No vale huir, hay que darse la vuelta y mirarlo de frente.



Una historia para imaginar, respetar las diferencias 
y promover la paz.

Como veis, Kibo y el dragón morado es un cuento que, además de hacernos pasar un buen rato, ayudará a los peques a afrontar y superar sus miedos, sean del tipo de que sean.


La literatura infantil no es la solución mágica a los miedos de los peques, pero sí que es un recurso excelente que puede darles herramienta para ir superándolos con el apoyo de quienes más los quieren. 

A través de los cuentos los peques se sienten identificados con los personajes, comprueban que no son los únicos que tienen miedos y se dan cuenta que, si los protagonistas, pueden afrontarlos y vencerlos, ellos también pueden hacerlo. Además descubren estrategias y ganan confianza en sí mismos y en sus propios recursos.


En cuanto al formato, es de tamaño mediano, muy manejable y de cartón duro. El texto es fácil de leer y se hace muy ameno. Además está acompañado de unas ilustraciones preciosas, a doble página y repletas de color.  La creatividad y la originalidad de la ilustradora, Marta Munté Vidal, es más que evidente. Y tanto el texto de Carmen Gil como las ilustraciones nos transportan a un mundo de fantasía donde todo es posible. Muy recomendable.

Autor: Carmen Gil
Illustrator: Marta Munté Vidal
Nº de páginas:   32
Tamaño: 21 x 26 cm
Editorial: Cuento de luz


Os dejo un cuaderno de actividades descargable que he elaborado para trabajar con mis peques el modelo dado y los trazos tras la lectura del cuento.

(PINCHA EN LA IMAGEN PARA DESCARGAR)

Y por último el enlace para acceder a la web de la editorial donde podéis leer más sobre este libro tan bonito y el de compra. 









Si no quieres perderte nada no olvides suscribirte y 
seguirme en mis redes sociales facebook e instagram


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrenubesespeciales te informa que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el formulario serán tratados por Entrenubesespciales, como responsable de esta web para gestionar los comentarios que realizas en este blog.
En cualquier momento puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante un escrito dirigido a la dirección entrenubesespeciales@gmailcom, siguiendo las formalidades impuestas por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal y su Reglamento de Desarrollo.