domingo, 16 de octubre de 2016

ARÁNDANOS PARA SAL


Es un precioso álbum ilustrado escrito por Robert McCloskey de Editorial Corimax, Barcelona 2013.
McCloskey no solo es el autor del libro sino también su ilustrador. Es americano y uno de los autores de los niños americanos más queridos de todos los tiempos. Sus obras se caracterizan por ser historias de la vida cercana llena de quehaceres en familia y en plena naturaleza.

“Arándanos para Sal” es un libro de tapas duras y hojas finas, tiene un total de 59 páginas y el tamaño es mediano, que ha ganado la medalla Caldecott Honor.

Existen multitud de libros atractivos de diferentes tamaños y con un derroche de colores, pero este libro de texto ligero es muy llamativo, pero no por sus colores, sus ilustraciones están llenas de movimiento y vida, dibujadas sobre fondo blanco y de un solo color que abarcan al completo cada página y que son preciosas al ojo de cualquiera. Son ilustraciones figurativas que van explicando lo que dice el texto pero añadiendo visualidad, paisajes llenos de detalles, animales que parecen pintados por un naturalista y especialmente, una expresividad fantástica tanto en los rostros y corporalidad de todos los personales personajes. Y todo eso es lo que lo hace diferente al resto.  

                     

 Es una historia maravillosa que cautiva desde la primera página. 

Cuenta la historia de Sal, una pequeña niña que es la protagonista de varios de los libros de autor que va creciendo en cada una de las historias. En este libro, Sal y su madre sale al bosque en busca de arándanos para conservarlos para el invierno. De igual forma lo hacen una mamá Osa y su osito, para comerlos antes de que el invierno llegue. Sal y osito se despistan, como suelen hacer todos los niños en algún momento, y toman otros caminos distintos a los que deberían. Este pequeño despiste produce una sorpresa cargada de humor y suspense que mantiene la atención de los pequeños lectores.


¿QUÉ ES LO QUE MÁS ME GUSTA DE LA HISTORIA?
  • Que Sal, la pequeña protagonista de la historia se siente segura y la relación de apego y cariño que tiene con su madre la hace realmente feliz.
  • La forma con la que Sal no hace lo que se supone que es debido haciendo reír a los lectores ya que se come los arándanos, que tenía que recoger, y termina perdida en el bosque encontrando a otra mamá que precisamente no es la suya.
  • La similitud de la historia de las dos mamas y de los dos hijos; ver la misma escena en las páginas de un libro desde dos puntos de vista diferentes es muy entretenido.
  •  La naturaleza reflejada por todas partes: bosque, rocas, cuervos, perdices, arbustos, troncos…
  • Y por último un final feliz y tranquilizador para todos.
El toque que tiene a libro antiguo y las ilustraciones hechas con una plumilla consiguen enriquecerlo, es un estilo que ya no es frecuente en los libros y que lo hace especial.  Este libro puede ayudar a que los niños se acerquen a la lectura.  Es un clásico que ha ocupado corazones desde su primera aparición.  


¡Os lo recomiendo, os gustará seguro!

Si os ha gustado podéis encontrarlo a través del siguiente enlace: 





No hay comentarios:

Publicar un comentario