viernes, 18 de noviembre de 2016

Aurelio de Antonio Rubio e ilustrado por Federico Fernández. Kalandraka

Si necesitáis ayuda para enseñar las vocales a vuestros niños, no os perdáis este magnífico libro. Seguro que las aprenderán rápidamente.

Memorizar el orden de las letras, cómo se escriben y cómo se pronuncian es todo un reto para ellos, así que un buen cuento educativo como este les pondrá las cosas más sencillas.


Hoy os traigo un libro que utilizo mucho, es de cartón duro y mide 19x19 cm,  por lo que es fácilmente manipulable para los más pequeños.  
Es un libro para trabajar las vocales a través de la poesía. Esta recomendado para pre-lectores y primeros lectores. 
Los aspectos destacables son: poesía, juego de palabras e imágenes, juego rítmico y onomatopéyico, abecedario y vocabulario.


Tiene como protagonista al murciélago Aurelio, que tiene una manía ejemplar, roba las cinco vocales por donde quiera que va: la calle, el bosque, las nubes, o cualquier otro lugar.
Murciélago y Aurelio son, precisamente, palabras que contienen todas las vocales. Estas cinco letras son el hilo conductor del juego creativo del libro, que hace partícipes a los lectores, captando su atención desde la primaera página. Además las poesías incitan a ser recitadas y se crea un ambiente poético maravilloso. 

 

Desde la A hasta la U, el autor construye sencillas frases poéticas a base de palabras que contienen una, dos y hasta tres vocales. Con un tono lúdico y abundantes sonoridades, esta obra fomenta que los niños se familiaricen con las vocales, el abecedario, las palabras y la lectura: primero con palabras simples, incrementando de forma progresiva la cantidad de sílabas. 
Uno de los alicientes prácticos de este libro es dotar de uso las palabras conocidas y que los niños amplien poco a poco su vocabulario para que cada vez sea más rico. 


Esta edición incorpora nuevas ilustraciones de Federico Fernández que, al hilo del juego literario, recurre a divertidas analogías entre las letras y los objetos cotidianos representados. Son imágenes coloridas que destacan sobre un fondo blanco y que  invitan a los pequeños lectores a fijarse en los detalles para encontrar las letras del abecedario que se esconden entre sus formas.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Crees que es bueno que los niños utilicen este material educativo para aprender las vocales?


Antonio Rubio. Maestro durante 40 años y poeta que, a su labor docente y las actividades en bibliotecas escolares, suma la pasión por leer y escribir. Participa en cursos de animación lectora y formación del profesorado. Dirige la colección de poesía Trece Lunas del sello FAKTORÍA K. Es autor de numerosos libros, entre los que destacan “Almanaque musical”, “La mierlita”, “El pollito de la avellaneda”, la colección De la cuna a la luna, “Colores”, “Números” y “7 Llaves de cuento” (KALANDRAKA). 

Federico Fernández. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Vigo, en la especialidad de Pintura. Entre otros galardones, ha recibido el 1º Premio Nacional de Ilustración 2001 por “¿Dónde perdió Luna la risa?”, publicado por KALANDRAKA. En la misma editorial también ha ilustrado “Balea” y “Chivos chivones”, además de participar en la obra colectiva “Miguel Hernández, 25 poemas ilustrados” (3º Premio Nacional de EdiciónLibro de Arte). Es uno de los promotores del espacio artístico El Halcón Milenario (Vigo). Actualmente es profesor en la Escuela Municipal de Artes y Oficios de Vigo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario