lunes, 7 de noviembre de 2016

ORIGAMI. MANUALIDADES DE PAPIROFLEXIA



La papiroflexia es algo apto para todas las edades. Lo único que hay que hacer es adaptar su dificultad a las edades que van a practicarlo. De esta forma se iniciarán en el universo del origami de una forma divertida y amena para ellos.
En este libro aparecen figuras de papiroflexia de todo tipo. Realizándolas lo pasarán muy bien, se entretendrán y además desarrollarán habilidades motoras.


Un libro con el que el lector aprenderá a hacer, paso a paso, con todas las ilustraciones necesarias, hasta 50 modelos distintos, y siempre de una manera fácil y divertida.
Este libro en concreto, que es el que nosotros tenemos, tiene aviones, barcos, helicópteros, animales, cajas, adornos, flores, etc. Figuras que funcionan y con movimiento.



Además de figuras de papel sencillas, éstas también son muy atractivas para ellos ya que son tan variadas. Quizá al principio necesiten algo de ayuda por nuestra parte, pero poco a poco se irán acostumbrando a las acciones propias de la papiroflexia, aunque éstas figuras incluyen muy pocas. 



Importancia de la Papiroflexia
Mediante la realización de manualidades sencillas los niños pueden además desarrollar habilidades artísticas de creación plástica y, como actividad manual al fin, acelerar la maduración de su cerebro. Esto último se explica a partir del hecho de que la coordinación que la papiroflexia demanda impone el empleo de los dos hemisferios de ese órgano. Además es muy entretenida y reúne un muchos beneficios para los niños:
- La papiroflexia permite desarrollar la concentración visual y mental de los niños. Ello se explica a partir del hecho de que los pequeños precisan de estar centrados para conseguir dar forma a la figura.
- Favorece el desarrollo de la creatividad.
- Aumenta la destreza motriz y desarrolla sus habilidades manuales. Asimismo, favorece la coordinación óculo-manual, algo muy útil para cualquier actividad  de la vida práctica.
- Favorece la atención y la memoria. La memoria mejora fundamentalmente porque el niño debe llevar la cuenta de los pliegues hechos y de los que le faltan por hacer para terminar cada figura.
- La papiroflexia favorece la comprensión de las relaciones del espacio y sus conceptos como por ejemplo detrás, delante, arriba y abajo, así como recto, curvo u oblicuo.
- Cada figura que el niño logra terminar es una dosis de fortaleza para su autoestima y un impulso a aprender más y probar nuevas figuras cada vez más complicadas.
- Favorece la paciencia y el empeño. El origami no es fácil. Una figura puede llevar varios intentos antes de ser conseguida a plenitud. Por ello, mediante su práctica el niño aprende a ser paciente, rectificar errores y poner empeño para alcanzar metas.
- Otro beneficio de la actividad para los niños es que los relaja. Por lo tanto si gusta, puede ser un recurso muy útil para trabajar con nios con déficit de atención.
En casa nos encanta la papiroflexia, podemos pasarnos horas y horas haciendo figuritas,porque como véis sus beneficios son muy alentadores.

¡Espero que os haya gustado!



No hay comentarios:

Publicar un comentario