jueves, 27 de abril de 2017

KAMISHIBAI: UNA FORMA DIFERENTE DE CONTAR CUENTOS. SIETELEGUAS EDICIONES.

Hoy os traigo un descubrimiento que nos encanta. Un recurso estupendo para contar historias con los peques, tanto en el aula como en casa.


¡Bienvenidos al mundo del Kamishibai! Aquel dónde los sueños se hacen realidad... Kamishibai, que en japonés quiere decir “teatro de papel”.

Es una forma de contar cuentos muy popular en Japón. Suele estar dirigido a niñas y niños pequeños que van a disfrutar de él en grupo. También es utilizado como recurso didáctico. Está formado por un conjunto de láminas que tiene un dibujo en una cara y texto en la otra. Su contenido, generalmente en forma narrativa, puede referirse a un cuento o a algún contenido de aprendizaje.
Una vez que el telón de madera del pequeño teatro se abre, las historias comenzarán a fluir de él y el interprete o el cuentacuentos se convierte en el personaje más importante de todas, ya que con la ayuda de su voz y su entusiasmo, hará realidad miles de cuentos y aventuras... ¡Un efecto mágico que fascinará a todos!

El teatro Kamishibai es como una ventana mágica que al abrirla nos enseña un mundo de sueños y de imaginación. Nos ofrece una manera maravillosa de llevar a los más peques al fantástico mundo de la lectura. 

Este precioso teatro de madera barnizada con dos puertas correderas y muy ligero tiene equivalente al A4 (297x210mm) es de Sieteleguas EdicionesEn la parte trasera del teatro Kamishibai, aquella resguardada a los ojos del pequeño público, es por donde se deslizan las láminas, mostrando fácilmente el mundo de fantasía que nos aguarda en cada cuento. 



Con éste pequeño teatro, verdaderamente la fascinación del Kamishibai se hace viajera.

Y os preguntaréis... ¿Qué tiene de especial el Kamishibai y por qué gusta tanto?

El Kamishibai es algo mágico. Una forma diferente de contar cuentos que fascina por igual a grandes y peques. Es un cuento, es un teatro, es una manera única de interacción.
Nos permite crear un escenario teatral donde todo tiene cabida, incluso marionetas, peluches, disfraces, luces de colores, música, y todo lo que se os ocurre.
El kamishibai fascina a la audiencia. Une la magia de las palabras con el encanto de las imágenes captando la atención de todos, especialmente de los más peques. El componente teatral del kamishibai transciende a la simple lectura, ayuda a conseguir un efecto mágico y de concentración en torno al cuento mucho más fácilmente que con otras técnicas.

¿Es muy difícil utilizar un Kamishibai?

¡Para nada! Es cierto que antes de utilizarlo tienes que familiarizarte con el teatro, cómo pasar las láminas, etc. Lo bueno es que incluye una guía con las nociones básicas de utilización.
El truco es que las láminas tienen ilusteaciones por una cara y texto por la otra. Así, el narrador puede ir interpretando los textos desde detrás del teatro, mientras los niños ven pasar los dibujos y escuchan la historia. 
Las láminas están numeradas, así que hay que comprobar que estén ordenadas. Todas las láminas juntas se introducen en el Kamishibai con la primera mirando hacia los peques.


Las láminas se van leyendo pro la parte trasera (donde se encuentra el cuentacuentos). La última lámina tiene el texto de la primera lámina que se presenta a los peques en primer lugar. Cuando esta se termina se saca la primera ilustración y se coloca en la parte posterior para que el intérprete vea en ella por detrás el texto que corresponde a la ilustración 2. A medida que se van pasando las láminas en el kamishibai la historia va trascurriendo.
Una vez que abrimos las puertas de madera, el cuento cobra vida y lo puede hacer en varios idiomas. Cada historia aparece en castellano y traducida al inglés. 


 Divertido y, a la vez, muy didáctico, ¿no crees?

¿Para qué podemos utilizar el Kamishibai?

-Contar historias y simplemente entretener.
-Enseñar idiomas.
-Valor didáctico. Cuenta historias con mensajes educativos y enseña valores.
-¡Crea tus propias historias!

Los kamishibai son un recurso muy útil para avivar el interés por la lectura de los niños. A veces, los cuentos no son suficiente cuando los niños van creciendo. Pero el kamishibai es infalible.


Su punto teatral les atrapa. Vuelve a merecer la pena prestar atención y se reenganchan a la magia de descubrir una historia en las páginas de un libro.
Es una herramienta que motiva y que incita a la audiencia (peques o adultos) a interaccionar. Podemos plantearles preguntas, retos, pedirles que nos ayuden a contar la historia o hacerlos protagonistas de ella.

¿Dónde puedo utilizar mi Kamishibai?

¡En cualquier sitio y con cualquier audiencia! Yo lo he utilizado en casa y en el cole con los peques y la experiencia ha sido maravillosa. Lo que aprenden observando este teatro de cuentos no puede conseguirlo un dispositivo electrónico.

¿Qué diferencia este Kamishibai de los demás?
Pues una cosa muy importante. Este teatro de Sieteleguas está abierto por la parte de atrás.

Para terminar os voy a hacer una pequeña RESEÑA de los dos cuentos que nosotros tenemos para el Kamishibai.

EL NIÑO MONSTRUO (pincha aquí)


 ¡Acompáñame en este viaje y adentrarte en el mundo de los monstruos!


Cuenta la historia de Rif, un monstruito de color naranja y peludo que era un poco caprichoso y se enojaba mucho. Pero ese no era el mayor problema..., cuando Rif se enfadaba, la rabia hacia que se le cayese el pelo, le saliesen cinco dedos en las manos y se convirtiese en...NIÑO. Si, habéis leído bien, en niño humano, y como era de esperar en el país de los monstruos los humanos no eran bienvenidos. Un día que Rif o controlo su enfado, todos vieron que era un niño y lo mandaron al mundo de los humanos. Este no era su sitio, no estaba cómodo y hasta sentía miedo. Pero...no sabía cómo volver a ser un monstruo. Hasta que un día escucho a una mamá decir unas palabras mágicas. Probó y consiguió volver a su mundo. Desde ese día cada vez que Rif se enfadaba cumplía lo que esas palabras mágicas decían.




SEÑOR NIMBO Y LA MÁQUINA DE NUBES. (Pincha aquí)


¿Por qué hay nubes de diferentes tipos, formas y colores? Tal vez la respuesta esté en este cuento. Resulta que allí arriba en el cielo, se encuentra el señor Nimbo, que tiene una gran máquina para hacer nubes, más grandes más pequeñas, grises y de lluvia, esponjosas etc. Hasta que un día mientras dormía, alguien le robó su máquina. Y claro, como no llovía los ríos se secaron, y todo lo verde acabo desapareciendo. ¡Qué desastre! Todos estaban muy preocupados, así que el...Busco su máquina por todos los rincones. Hasta que se topó con una bruja malvada. Ella tenía su máquina, el señor Nimbo consiguió recuperarla y hacer que todo volviese a la normalidad. 


A través de él, los peques pueden comprender la importancia de las nubes y de la lluvia para la vida y para la naturaleza. Y aprender así sobre algunos fenómenos meteorológicos.


Su imaginación vuela.
Desarrollan su capacidad de expresión oral.
Su creatividad se despierta.

Descubren otras culturas, que no todo el mundo es como ellos ni tiene sus mismas costumbres.


Si no quieres perderte nada no olvides suscribirte y 
seguirme en mis redes sociales facebook e instagram

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. A tus peques les encantaría!! Feliz finde corazón!

      Eliminar
  2. Ay, una compañera me enseñó el que se fabricó ella y lo vi tan complicado de hacer yo sola... ¡Me encanta tu propuesta! Me lo anoto en mi lista de cosas pendientes jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alaa! Seguro que le quedo muy chulo! Qué alegría tener esas manos! jaja Es genial y además puedes encontrarlo en varios tamaños. Un besote.

      Eliminar